Prevención de Incendios Forestales

Prevención de incendios Torrelodones

Los incendios forestales constituyen un grave problema. De forma recurrente, los incendios provocan graves daños en las masas forestales con la consiguiente repercusión negativa sobre el medio natural, económico y social. Dichos incendios pueden dar lugar a situaciones de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, por lo cual se hace necesario el empleo coordinado de los recursos y medios disponibles, así como la implementación de un plan de prevención de incendios forestales.

Uno de los aspectos más importantes de la lucha contra los incendios forestales es el de la prevención, siendo esta la acción más eficaz. Esta acción se basa principalmente en dos elementos, la planificación preventiva y la regulación de los usos y actividades susceptibles de provocar incendios forestales.

Recomendaciones generales en zonas forestales.

  • No tire colillas encendidas ni cerillas, ni caminando, ni por la ventana del coche.
  • No transite con vehículos fuera de las vías de circulación.
  • No encienda fuego en el campo ni realice actividades que puedan derivar en un incendio cuando exista riesgo.
  • No arroje basuras u otros residuos, especialmente aquellos que contengan fuego o puedan inflamarse.

En el jardín de casa o en el solar de su propiedad.

  • Mantenga franjas libres de vegetación alrededor de la fachada y en el perímetro de la parcela.
  • Intente que, entre las ramas de árboles próximos entre si, se mantenga una distancia suficiente para disminuir el riesgo de propagación de incendio.
  • Mantenga limpios los tejados de materiales combustibles (hojas, ramas, etc) y evite que las ramas dominen las edificaciones o se acerquen a menos de 3 metros de una chimenea.
  • Aleje de la casa las reservas de leña.
  • Tenga mangueras de riego flexibles en cantidad, ubicación y longitud suficiente para abarcar toda su propiedad.
  • Almacene los combustibles (bombonas de butano, contenedores de gasoil, etc.) en recintos ventilados y protegidos.
  • Evite los cerramientos exteriores de materiales sintéticos y las vallas de brezo seco.
  • Priorice la plantación de vegetación que no arda fácilmente (lauros, aligustres, fotinias,...) y evite la vegetación resinosa (coníferas, arizónicas,...). El Servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento puede asesorarle en este respecto.
  • Tenga precaución a la hora de utilizar barbacoas, debiéndose situar éstas en una franja de terreno sin vegetación.
  • Recuerde que está prohibido hacer ningún tipo de fuego del 16 de mayo al 31 de octubre. Si tiene que quemar restos vegetales o hacer otra actividad con fuego, debe solicitar una autorización al Servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento.

Zonas edificadas limítrofes o interiores a terrenos forestales.

  • Deben contar con una franja de 25 metros de anchura, separando la zona edificada de la forestal, libre de arbustos o vegetación que pueda propagar un incendio al área forestal, así como con un camino perimetral de 5 metros, que podrá estar incluido en dicha franja.
  • Las parcelas no edificadas deben encontrarse limpias de vegetación seca, en aras de cumplir las condiciones mínimas seguridad y ornato.
  • Los viales de acceso deben facilitar el paso de los vehículos de extinción y la evacuación de las personas. Aparque los vehículos en aquellos lugares que no dificulten el paso de los vehículos de emergencia.
  • Los viales de acceso y las cunetas deberían mantenerse limpios de vegetación seca.

Planes de Prevención de Incendios Forestales.