Camino Escolar. Contenido, desarrollo y resultados del programa

camino escolarEl documento que a continuación se presenta aquí,  recoge el contenido, desarrollo y resultados del programa de camino escolar que se ha llevado en los centros educativos de Peñalar, IES Diego Velázquez y CP Los Ángeles del municipio de Torrelodones durante el año 2012.

El proyecto ha tenido como fin último incidir en las pautas de movilidad de los estudiantes que acuden a diario de estos

tres centros educativos, reduciendo la dependencia de los modos motorizados e incrementando la participación y el protagonismo de los viajes a pie y en bicicleta.

El camino escolar es una pieza más que acompaña la apuesta muncipal emprendida a favor de la movilidad sostenible. En este sentido, la coordinación entre las distintas actuaciones en materia de movilidad, y en especial, con el PMUS, herramienta estratégica que guía esta política, se ha considerado esencial para favorecer sinergias y garantizar la coherencia y el éxito de este programa de movilidad infantil y juvenil.

El proyecto de camino escolar se ha concebido como una actuación integral que incide en todos los aspectos que afectan a la movilidad escolar, entendiendo que las decisiones que a diario se toman sobre esta materia tienen que ver con cuestiones de índole urbanística, social, económica y cultural. Por ello, la orientación de este programa engloba, junto a las soluciones y alternativas técnicas relacionadas con la infraestructura viaria y la gestión de la movilidad, acciones de concertación y participación social para incidir en los aspectos sociales y culturales que entran en juego y que tienen un gran peso.

Se ha considerado especialmente oportuno que un cambio en las pautas de movilidad municipal se emprenda en los centros educativos porque parecen especialmente idóneos para incitar la reflexión y el debate sobre todos los aspectos que entran en juego cuando se habla de movilidad.

Niños y jóvenes son especialmente sensibles a las cuestiones ambientales y manejan una gran cantidad de información, sin embargo, se sitúan muchas veces en una posición de observadores pasivos del deterioro ambiental. Por ello, un proyecto de estas características resulta especialmente interesante porque les ofrece alternativas en cuestiones sobre las que tienen un cierto poder de incidencia, dándoles la oportunidad de sumarse a un proyecto colectivo en su ciudad.

En la etapa juvenil es cuando se establecen las pautas de movilidad y, por ello, si no se actúa en una nueva dirección, la inercia del sistema tenderá a perpetuar el desequilibrio de fuerzas
que favorece los modos motorización y arrincona los desplazamientos peatonales y ciclistas.

Fomentar activamente que jóvenes y niños caminen y pedaleen en sus trayectos cotidianos, permitirá que estos comportamientos se interioricen y se perpetúen en la edad adulta. Trabajar con la infancia y la juventud es, así mismo, una vía para poder introducir esta reflexión y estos cambios en su entorno social y familiar.

Parte de los adultos responsables de estos menores ha sido también esencial para incitar cambios y para extender el proyecto a un ámbito social más amplio. 

El proyecto ha vinculado siempre las mejoras de la calidad peatonal y ciclista con el uso libre del espacio público por parte de la infancia y con el incremento de su autonomía, atendiendo a aquellos aspectos que contribuyen a generar confianza social y seguridad. Se ha considerado una tarea urgente crear unas condiciones de entorno urbano adecuadas para que la ciudadanía más pequeña de Torrelodones pueda moverse libremente y de forma segura en sus desplazamientos cotidianos. Este proyecto ha pretendido dar un paso decidido en esta dirección.

Puede descargar el documento completo, haciendo clic aquí
Puede consultar el blog, haciendo clic aquí 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo