s. XVIII - El siglo de las grandes memorias oficiales

Siglo XVIIIEl siglo XVIII comienza con otra guerra civil, en esta ocasión las casas de Austria y de Borbón, como familiares más cercanos de nuestro Carlos II muerto sin descendencia, luchan por la Corona de España y su Imperio ya en decadencia.

Finalmente se impondrán los partidarios de Felipe V, nieto del “rey sol” Luís XIV de Francia (“el Estado soy yo”) que reinó hasta su muerte en 1746, con el brevísimo intermedio de apenas ocho meses de reinado de su hijo Luís I, muerto de viruelas a los 17 años de edad en 1724

La nueva administración, al modo francés, impondrá el centralismo con los “Decretos de Nueva Planta” y también será el “siglo de las luces”, de las “Sociedades Económicas” y de grandes memoriales sobre los pueblos de España como los censos y vecindarios de "Campoflorido", "Aranda", "Floridablanca" o "Godoy", fundamentalmente en base a datos poblacionales con los que se formaban los padrones de habitantes, contribuyentes, electores y elegibles, pero serán las relaciones del "Marqués de la Ensenada" (1749-1754) y del "Cardenal Lorenzana" (1782-1789, las que aportarán una más prolija y valiosa información demográfica, agropecuaria…, entre otros datos estadísticos de muchos pueblos castellanos.

La casa ducal del Duque del Infantado, como siempre, supo estar cerca del poder, al lado de su rey. En este siglo coincidieron:

  • Don Juan de Dios de Silva y Haro y Mendoza, 11º Conde del Real de Manzanares y 10º Duque del Infantado (+ 1737).
  • Doña María Francisca de Silva y Mendoza, 12º Condesa del Real de Manzanares y 11º Duquesa del Infantado (+1770).
  • Don Pedro Alcántara de Toledo y Silva, 13º Conde del Real de Manzanares y 12º Duque del Infantado (+ 1790).
  • Don Pedro Alcántara de Toledo y Salm‐Salm, 14º Conde del Real de Manzanares y 13º duque del Infantado (+ 1840).

Con los Borbones españoles:

  • Felipe V (+ 1746).
  • Luís I (+ 1724).
  • Felipe V (+ 1746).
  • Fernando VI (+1759).
  • Carlos III, (el mejor alcalde de Madrid) (+ 1788).
  • Caros IV (+ 1808).

 

Catastro del Marques de la Ensenada

El sistema impositivo de las rentas provinciales (alcabalas, cientos, millones…) había llegado a ser verdaderamente complicado, por lo que se intentó sustituir por otro que se bautizó como de la "Única Contribución”. Para su confección sería necesario, mediante encuestas, conocer la riqueza de los ayuntamientos y sus vasallos que, además de aportar claridad a la Administración, aportaría un mayor control sobre las riquezas públicas y particulares.

La "Real Junta de la Única Contribución" (Real Cédula de 1749, http://pares.mcu.es/Catastro/servlets/ServletController?accion=4&opcionV=2) con el Marqués de la Ensenada como Presidente, remitió a los pueblos la instrucción e interrogatorio de 40 artículos a los que tuvieron que responder las personas principales y vecinos de cada localidad:

En la Villa de Torrelodones, a diez días del mes de diziembre de mill setecientos cinquenta y un años... los señores Phelipe Martín y Ysidro Picazo, Alcaldes Ordinarios…

Finalmente no se pudo poner en práctica este ambicioso proyecto, pero se aprovechó el rico caudal informativo generado para unos vecindarios que se realizaron posteriormente.

Las “Respuestas” describen con fidelidad la vida del pueblo:

Que el término de esta Villa [Torrelodones] tiene como dos mill setezientas y treinta fanegas de tierra de Marco Real… y para darle buelta son precisas a lo menos quatro oras caminando… errenes, cercados de piedra para sembradura, tierras de pan llevar, prado de pasto y siego… todo de secano… en una fanega de tierra se siembra media de trigo, quatro celemines y medio de centeno… todo en atención a la mala calidad del terreno… ay un molino arinero llamado el Molino de Juan... cien colmenas… ganado mular, asnal, cavallar, boyal, de lavor y portes, cabrío y de cerda… cinquenta y siete vecinos… quarenta y seis casas, catorce mesones, ocho pajares, dos bodegas… esta Villa y su Común satisface por razón de cari[da]des, festividades de San Sevastián, San Roque… situado de escrivano, cirujano, berederos, comisario para sus pleitos, ojeos en las reales batidas y tránsitos; raciones a soldados, condución y portes de leña y víveres a el Real Sitio de El Escorial, reparos de la dehesa y oficinas de este Común, limosnas, loveros, composicón de caminos para Su Magestad y Serenísimo Señor Ynfante Cardenal… hay maestro de primeras letras, un sachristán, tendero de abacería, de mercería; taberneros y figoneros, oficial cortante, un panadero, un herrador y albéitar [veterinario],carretero, pastores, zagales, motriles, un jornaleros, pobres de solemnidad … presbíteros, theniente de cura… en esta población ni su término no hay convento alguno.

En el Archivo Histórico Municipal de Torrelodones se conserva una copia de este documento http://www.torrelodones.es/archivo-historico-municipal/piezas-destacadas, que también se pueden encontrar, junto al resto de los pueblos en la web del MCU http://pares.mcu.es/Catastro/servlets/ServletController

 

Interrogatorio del Cardenal Lorenzana

En 1782 el Cardenal Lorenzana, envió un interrogatorio con 14 artículos a los párrocos del Arzobispado con el fin de acopiar datos estadísticos de sus parroquias y anejos para el "Diccionario Geográfico" de Tomás López. La información es sustanciosa para las poblaciones encuestadas (origen, demografía, enfermedades…) pero Torrelodones, por su condición de pueblo de parroquia “aneja” a la de Galapagar, tuvo que conformarse con una nota final a la encuesta de esa Villa:

Nota: la villa de Torrelodones anexo a esta de Galapagar es de menos antigüedad, habiendo principiado por una venta que se construyó inmediata a una torre o mina de las que hay en el Real de Manzanares. Se compone de treinta vecinos… su término es de media legua de latitud y cinco de circunferencia; de la misma calidad y clase que la que dejo antes citada; en quanto a saludable, industrias y modos de vivir, calidad del terreno y frutos de él, a excepción de el de bellota, es en todo muy conforme a la antecedente y también en los daños que padece por la caza de el Pardo… los que han muerto y mueren por un quinquenio en cada un año son seis y los nacidos ocho...

Este documento se conserva en el Archivo Diocesano de Toledo (s/cº) y la transcripción completa en: http://www.torrelodones.es/archivo-historico-municipal/piezas-destacadas).

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.